jueves, febrero 16, 2006

Bienvenido navegante:


No abundaré en detalles, pues ya sabéis de qué va el blog.
Sólo a modo de debut, abriré este espacio con una frase del padre de la historia, Heródoto:

"Ningún hombre es tan tonto como para desear la guerra y no la paz; pues en la paz los hijos llevan a sus padres a la tumba, en la guerra son los padres quienes llevan a los hijos a la tumba."

Gracias por estar.

Danny.

1 comentario:

Jose Luís dijo...

Gracias por su escrito sobre Calvino y Servet.
Creo sinceramente que Calvino no ostentaba poder en Ginebra durante la ejecución. Pero: ¿se habla de otras ejecuciones, podría decirme algo?
Otra cosa: ¿Calvino pudo manipular o producir en el Tribunal una tendencia para culpar a Servet?

Podría decirme como tener acceso a las actas del proceso en español.

Gracias.

Mi dirección de correo: teologygalarq@hotmail.com

Mi nombre es Jose Luís.