lunes, abril 23, 2007

Sobre los Libros Apócrifos.

Con motivo de mi referencia al excelente artículo de Daniel Sapia http://www.conocereislaverdad.org/Serprotestante.htm; se suscitaron algunos comentarios que me llevaron a prometer una aclaración al respecto de los libros apócrifos que figuran en las Biblias católicas romanas.

A continuación un breve escrito, que realizé hace bastante tiempo y que muestra claramente que ni Lutero, ni mucho menos la Iglesia Protestante quitaron libros de la Biblia, sino que estos libros apócrifos, nunca pertenecieron al Canon establecido y siempre fueron rechazados desde la Antigüedad. Luego, durante el Concilio de Trento la institución romana decidió incluirlos definitivamente; por lo cual se consideran libros agregados y no pertenecientes al Canon Bíblico.

Razones para rechazar los libros apócrifos.

La pretensión de la Iglesia Católica Romana que los apócrifos siempre formaron parte del Canon, enfrenta innumerables objeciones, y personalmente creo que lo más apropiado es presentar lo que se consideraba en tiempos previos a Lutero.
En especial, observar lo que pensaban el pueblo de Israel, quienes eran los depositarios de la Palabra de Dios. Rom.3:2
Las razones por los que la Institución Romana juzga necesarios estos apócrifos son para poder sustentar elementos extraños al Evangelio como el Purgatorio y la oración a los muertos,etc.

Sobre la Septuaginta, es la traducción del hebreo al griego del AT; el texto en la lengua original (hebreo) fue anterior a que los apócrifos fuesen escritos y estos apócrifos fueron escritos en griego por judíos griegos y agregados a la Septuaginta. Basta señalar que el Concilio judío de Jamnia, reunido luego de que esto ocurriera, rechazó de plano estos apócrifos.
La Septuaginta original que fuera leída en la época de Jesús contenía los 39 libros sin agregados.
Las argumentaciones en contra de los apócrifos podrían continuar, pero solo sumaré un breve listado de testimonios relevantes.

Geisler y Nix (A General Introduction to the Bible, Moody Press,1968) proporciona testimonios de la antigüedad contrarios a la aceptación de los apócrifos anteriores a Lutero, con lo cual descartamos que esto sea su idea o invento como maliciosamente se le suele atribuir desde el Catolicismo Romano.

1) Filon, filosofo judio de Alejandria (20 A.C.-40 D.C.),citó abundantemente el Antiguo Testamento y aún reconoció la triple división, pero nunca citó de los apócrifos como inspirados.

2)Josefo (30-100 D.C.), historiador judío, excluye explícitamente a los apocrifos, dejando en 22 el número de libros del Antiguo Testamento. Tampoco cita de estos libros como Escritura.

3)Jesús y los escritores del Nuevo Testamento nunca citaron los apócrifos, aun cuando hay centenares de citas y referencias a casi todos los libros canónicos del Antiguo Testamento.

4)Los eruditos judíos de Jamnia (90 D.C.) no reconocieron los apócrifos.

5)Ningún Canon o Concilio de la iglesia cristiana durante los primeros cuatro siglos reconoció los apócrifos como inspirados.

6)Muchos de los grandes Padres de la iglesia primitiva hablaron en contra de los apócrifos, por ejemplo, Orígenes, Cirilo de Jerusalén, Atanasio.

7)Jerónimo (340-420 D.C.), el gran erudito y traductor de la Vulgata, rechazó los apócrifos como parte del canon. Disputó a través del Mediterráneo con Agustín acerca de este punto. Al principio rechazó aún traducir los libros apócrifos al latín, pero más tarde hizo una apresurada traducción de unos pocos de ellos. Luego de su muerte y literalmente "sobre su cadáver",los libros apócrifos fueron incorporados a su Vulgata Latina directamente de la antigua versión latina.

8)Muchos eruditos católicos romanos durante el periodo de la Reforma rechazaron los apócrifos.

9)No fue sino hasta el 1546, en una acción polémica en el Concilio de Contrareforma de Trento, que los libros apócrifos recibieron pleno reconocimiento canónico por la Iglesia Católica Romana.

Dejo con este breve comentario zanjada la cuestión cumplido lo prometido en anteriores post.

2 comentarios:

Monja Guerrillera dijo...

Cierto que en los post es muy dificil ser minucioso, por el tema del espacio, la longitud del articulo, y el tiempo que lleva de escribirlos, pero el tema de los "deuterocanónicos" es un poquito más complicado.

Saludos

Daniel Pisoni dijo...

Desde luego; pero la intención era dar un muy breve resumen de algunas de las razones.
Si hay que entrar en materia, debo abrir una serie temática y aún así quedarían puntos en el tintero.Quizá en el futuro...

Gracias por tu visita.